Revelación: No se trataba de un sacerdote, era una mujer embarazada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Un grupo de científicos iba a realizar una inspección a una momia egipcia que llevaba en Polonia desde el siglo XIX. El cadáver, de 2.000 años de antigüedad, pertenecía a un sacerdote varón, según el registro. Sin embargo, los rayos X revelaron que la momia era una mujer y estaba embarazada.

Las nuevas tecnologías han permitido revelar que el «sacerdote varón» era en realidad una mujer de entre 20 y 30 años. Además, en su vientre se han reconocido huesos del cráneo de un feto que tendría entre 26 y 28 semanas de gestación. Casi siete meses.

La primera momia embarazada 

Este descubrimiento supone la primera momificación de un cuerpo con un embarazo. «Este es nuestro hallazgo más importante y más significativo hasta ahora, una sorpresa total», ha añadido a los medios de comunicación Wojciech Ejsmond, miembro de la investigación y de la Academia Polaca de Ciencias.

 Una radiografía del vientre de la momia en la que se percibe un feto humano
 Los hallazgos de los científicos polacos se han publicado recientemente la revista especializada Journal of Archaeological Science. El Proyecto Momias de Varsovia plantea varias preguntas con este descubrimiento como por qué no extrajo el feto con el resto de víscerasprocedimiento habitual de la momificación, o si pensaban que así el feto también iría al «más allá». Ozarek-Szilke ha especulado que puede haber existido un «esfuerzo por camuflar el embarazo o estar ligado a alguna creencia religiosa».

Asimismo, los expertos esperan poder mejorar el conocimiento que tenían en medicina en la antigüedad. «Abre posibilidades de aprender sobre el embarazo y el tratamiento de las complicaciones en la antigüedad», ha estimado Ejsmond.

 

Fuente: https://www.rtve.es/

¿Te interesa?

Deja un comentario